sábado, 27 de octubre de 2012

Vida en sombras: la Rebeca alternativa española


Vida en sombras, Lorenzo Llobet-Gràcia (1948)




                Sin duda no he podido tener un mejor broche para el día del Patrimonio.


Sin dudarlo hemos decidido acudir a la Filmoteca al visionado de "Vida en Sombras" (Llorenç Llobet-Gràcia, 1948), para muchos un celuloide maldito desde el momento en que nació pero en realidad, según nuestro punto de vista, es una de la pocas afortunadas en haber sido elegida para su restauración en digital en el 2012.
Sí, es verdad que fue megamutilada en su nacimiento (escenas de besos, nacimiento del niño etc.) para poder ser expedida en nuestro propio país y extranjero, pero también ha sido muy mimada por los trabajadores de la Filmoteca Española que en 1984 la restauraron por primera vez y ahora en 2012 la vuelven a pasar por la mesa del cirujano para terminar de rematar la faena pero con todas las técnicas que nuestra época nos ofrece.

Fernando Fernán-Gómez y María Dolores Pradera (se casaron ese mismo año)


No voy les voy a destripar la película, pero la verdad que nos encontramos ante una pequeña joya digna de admirar. De bajo presupuesto pero al mismo tiempo de una intensidad que ya querrían muchos films actuales. Sin duda Llobet sabe manipular la cámara, hacer primeros planos para transmitir una sensación sin abusar de ellos, travellins, planos continuos... es verdad que nos enfrentamos a muchas alegorías un tanto infantiloides y obvias, citas cinematográficas que están de más, pero ahí es dónde reside el encanto del film: el tono infantil aunque agresivo de sus alegorías.

Cabe destacar la situación de la historia en el momento de alzamiento de la República y su posterior deterioro, en medio de todo ésta está el protagonista que vive por y para el cine desde su infancia: visionados de Charlot y Pol, cambio de cromos, creación de documentales, fotorreportajes, etc. Desde pequeño vive sólo para ello. Todo se desarrolla alrededor de un juguete precinematográfico (praxinoscopio) que gana "el padre" del protagonista en la feria al principio de la película, cuando éste aparece accionado por alguno de los personajes sabemos que algún acto creativo/acción importante va a suceder ( ¿podría ser un mcguffin de como los de Alfred?), desde los títulos de inicio sabemos que el cine y sus aparatajes serán la guía de la historia. Un drama que en parte nos recuerda a la Rebeca de nuestro querido Alfred pero tratada desde el otro gran drama nacional: la despedida de la República, la pérdida del hijo pródigo y la mujer que más amas... la cual vive en los cientos de rollos que tienes guardados en un cajón de la cómoda del comedor. Además podemos observar claras influencias en lo que respecta el registro de todo lo que pasa a su alrededor con Djiga Vertov, rasgo que se refuerza con el montaje con fundidos. 

Rebeca, Hitchcock A. (1940(

               En definitiva, estamos ante una película prácticamente asesinada en su nacimiento, que sin embargo después de un tiempo ha resucitado, y con ella el honor y la consideración que en su día se debieron otorgar a su director Lorenzo Llobet-Gracia, a quien le cabe la gloria del fracasado cuyo fracaso es un triunfo, pues los verdaderos triunfadores son aquellos que hacen lo que los fracasados de verdad tienen miedo de hacer.

Sólo falta deciros: ¿REALIDAD O FICCIÓN?


No hay comentarios:

Publicar un comentario