Ir al contenido principal

Cuestión de tacto: PIELES

Después de un tiempo de silencio vuelvo a escribir, pues ya no puedo dejar más cosas en mi interior.

"Pieles" de Eduardo Casanova (2017) ha sido la elegida para romper este letargo. 
Ya iba siendo hora de sacar a relucir temas tabú en la sociedad. Temas que hasta el momento solamente se trataban en películas fantásticas, de terror o documentales.


Cuando ves el film sientes muchas cosas a distintos niveles, es como un vómito de ideas, conceptos, teorías, influencias y ganas de gritar. Pero vamos a ir por partes.

La película comienza con un prólogo un tanto inquietante, envuelto en una estética naíf  que será la marca de la película, su ritmo. Un bonito envoltorio, lleno de referencias trash, para un discurso más oscuro, incluso político.
El joven director, siguiendo la estela de Joel-Peter Witkin, propondrá buscar en la carne deforme la presencia de "lo sagrado", proporcionando un papel principal a todo aquello excluido de los discursos dominantes.

JOEL-PETER WITKIN
FACE OF A WOMAN, 2004


Lo deforme a lo largo de la historia ha quedado en un segundo o tercer plano, siempre a buen recaudo. Al igual que lo macabro o la pornografía. Pero en este caso se expone, como si de un escaparate se tratase. Algo que queda muy patente desde la primera secuencia, una venta por catálogo de deformidades, tanto físicas como mentales.
Se puede observar un esfuerzo por reivindicar la diferencia, pero esta vez como lo que servirá para conseguir los resultados; un camino de sufrimiento, aceptación y superación que nos guiará a la obtención de los frutos tan deseados. Hablamos de libertad, de la libertad a elegir tengas cara de culo o no.
Sin duda Casanova nos despliega todo el universo que dejó entrever en sus cortos, aunque según mi opinión, en ocasiones resulta un tanto redundante y torpe (por algunos planos innecesarios y repeticiones del mensaje) aunque no por ello resulta menos apetecible.


Aunque sus cuerpos no tienen una fuerza comparable a los del openning de "Nocturnal Animals" (Tom Ford, 2016), estos vienen pisando fuerte, dejando claro que están aquí y que han venido para quedarse, no piensan volver a la oscuridad ahora que alguien los ha puesto en un magnífico catálogo del IKEA, así hasta la persona más aprensiva digerirá malformaciones, pornografía y muerte.



                                                                                                 Nocturnal Animals (Tom Ford, 2016)






Comentarios

Entradas populares de este blog

Rosita: transgresión, humor y picardía.

Estoy de vacaciones, he vuelto al pueblo y ésto siempre produe en mi mente un proceso retrospectivo de ciertas cosas que aquí he podido vivir: algunas graciosas, otras tristes... pero sobretodo curiosas. En esta fase retrospectiva me encontraba cuando hablando con un amigo no podíamos parar de reír al recordar cuando conocimos a una de las artistas que más se grabaría en nuestra mente, al principio solamente por su exhuberante físico y curioso espectáculo y más tarde por sus picaronas letras. Recuerdo que fue en una de las fiestas de los jubilados que se organizan en los pueblos...  allí estaba, saliendo tras unos cortinajes de terciopleo azul flanqueada por dos altavoces, una señora ya mayor (para mi vieja, pero claro, yo era un niño), gordita, con el pelo rubio y las uñas muy largas, que se había enfundado en un ajustado vestido negro lleno de brillos y lentejuelas multicolores, y que dejaba al aire la parte de su anatomía más sobresaliente: sus enormes y generosos pechos, cuya p…

Vida en sombras: la Rebeca alternativa española

Sin duda no he podido tener un mejor broche para el día del Patrimonio.


Sin dudarlo hemos decidido acudir a la Filmoteca al visionado de "Vida en Sombras" (Llorenç Llobet-Gràcia, 1948), para muchos un celuloide maldito desde el momento en que nació pero en realidad, según nuestro punto de vista, es una de la pocas afortunadas en haber sido elegida para su restauración en digital en el 2012. Sí, es verdad que fue megamutilada en su nacimiento (escenas de besos, nacimiento del niño etc.) para poder ser expedida en nuestro propio país y extranjero, pero también ha sido muy mimada por los trabajadores de la Filmoteca Española que en 1984 la restauraron por primera vez y ahora en 2012 la vuelven a pasar por la mesa del cirujano para terminar de rematar la faena pero con todas las técnicas que nuestra época nos ofrece.


No voy les voy a destripar la película, pero la verdad que nos encontramos ante una pequeña joya digna de admirar. De bajo presupuesto pero al mismo tiempo de una int…

Llanuras rojizas